Nuestro lomo adobado con pimiento choricero llega hasta su cocina sin agua inyectada, particularidad que percibirá inmediatamente al cocinarlo, ya que la pieza se mantiene intacta y no segrega agua. Esta característica también dota a nuestro lomo de un sabor y aroma exquisitos.